La cocina de Merche Borjas

Aquí encontrarás recetas de cocina caseras,tradicionales y fáciles de preparar.

SUSPIROS DE MERENGUE

¿Conocéis estos ricos bocados crujiente por fuera y tiernos y cremosos en el interior? los hacemos con un merengue suizo muy fácil de preparar. Y además de ricos son tan bonitos que creo que se llaman así por eso precisamente. Porque arrancan suspiros en cuanto los ves.

como hacer suspiros de merengue

En casa con lo que nos gusta el merengue de cualquier clase es muy habitual verlos. Ya que son muy apetecible después de una buena comida acompañando al café. Así pues vamos con esta rica y fácil receta de suspiros de merengue.

Puedes seguirme en Instagram, toca aquí:

Instagram

INGREDIENTES DE LA RECETA:

  • 2 claras de huevo
  • 200 gr de azúcar blanquilla
  • 5 ml de zumo de limón.

PREPARACIÓN DE LA RECETA:

Empezamos haciendo el merengue suizo. Colocamos las claras de huevo y el azúcar en un cazo.

Lo introducimos dentro de otro de mayor tamaño, ya que vamos a preparar un baño María.

Vertemos agua en el grande y ponemos al fuego.

Sin que hierva el agua vamos moviendo las claras y el azúcar hasta que consigamos que esta se haya diluido. Cuando toquemos la mezcla y no notemos los granitos de azúcar ya estará listo.

A continuación lo incorporamos al bol de la batidora. Lo hemos de mezclar con varillas eléctricas o robot de cocina.

Comenzamos a batir a máxima potencia y dejamos que monte el merengue.

Debemos dejar que le bol se enfríe completamente y veremos como el merengue estará en su punto de firmeza.

Una vez montado añadimos el zumo de limón para darle brillo.

Cuando haga picos firmes y no se bajen estará perfecto.

Lo introducimos en una manga pastelera con una boquilla rizada. o al gusto.

Sobre una bandeja de horno con papel de hornear vamos haciendo montoncitos. Que no sean muy grandes, por eso se llaman suspiros.

Horno precalentado a 90º sin ventilador. Con calor arriba y abajo y en la altura media baja de este.

Horneamos los suspiros durante una hora.

Tocaremos para ver si están listos. Deben estar duritos por la parte de arriba. Si se nos pegan un poco a las manos los dejaremos diez minutos más.

Los sacamos del horno y los dejamos en la bandeja hasta que estén totalmente fríos.

Ya podemos pasarlos a un plato o bandeja para servir. Y a disfrutar de de estos ricos suspiros de merengue.

Otra rica receta de La cocina de Merche Borjas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios