La cocina de Merche Borjas

Aquí encontrarás recetas de cocina caseras,tradicionales y fáciles de preparar.

CAZUELA DE PESCADO

Una maravilla! Así es como yo describo este platazo, porque lo es!!… Plato de fiesta, pescado y marisco. Con una buena salsa para mojar una barra de pan, o dos… Podéis usar el pescado que más os agrade, rape, merluza, abadejo, mero… Vamos lo que se os antoje. Yo suelo usar  adabejo, que es una especie muy similar al bacalao, de carne blanca y tierna.

como hacer cazuela de pescado o marisco

Lo suelo acompañar por unas gambas, almejas, calamares y mejillones, pero en esto también os doy vía libre, para poner el marisco que más os apetezca. O porque no decirlo, el que económicamente nos vaya bien. Incluso os digo más, podéis no ponerle ni gambas ni almejas, simplemente con calamar, queda delicioso.

Puedes seguirme en Instagram, toca aquí:

Instagram

INGREDIENTES DE LA RECETA:

  • Pescado, el que queráis y la cantidad que necesitéis (Para cuatro personas yo uso un kg de abadejo)
  • Gambas frescas o langostinos
  • Almejas
  • Mejillones de roca
  • Una cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • Laurel
  • Aceite de oliva, sal, pimienta
  • Unas rebanadas de pan duro
  • Una pastilla de caldo concentrado (opcional)
  • Un vaso de vino blanco
  • Un par de cucharadas de tomate frito, o salsa de tomate casera
  • Agua o caldo de pescado (Tocad aquí para ver como prepararlo)

PREPARACIÓN DE LA RECETA:

Pelamos y cortamos las cebollas en brunoise o trozos pequeños. Lavamos el pescado Y el marisco. Los mejillones los limpiamos muy bien con  un estropajo. Las almejas las ponemos con agua y abundante sal, para que suelten la arena.

Enjuagamos bien las almejas y las reservamos. Los mejillones los pondremos a cocer en una olla, con un dedo de agua, una pizca de vino blanco y sal. Tapamos y cocemos hasta que veamos que se nos abren, retiramos del fuego.

Cuando se enfríen un poco les quitamos la valva que no contiene el mejillón. También reservamos.

En una cazuela amplia, en la que luego podamos colocar el pescado y se nos rompa lo menos posible. Agregamos tres cucharadas de aceite de oliva y en el sofreímos las gambas un par de minutos por cada lado.

Sacamos y reservamos. En el mismo aceite echamos un par de ajos pelados y enteros, junto con el pan en rodajas, y freímos. pasamos a un robot de cocina, picadora o un mortero y lo vamos a triturar. Reservamos.

Añadimos la cebolla al mismo aceite, y la hoja de laurel. Salamos y dejamos pochar unos minutos, a fuego medio alto, en el momento en que empieza a estar blandita, ponemos los calamares. Los cuales habremos limpiado y cortado en trozos o aros, como más os guste o rabia os de.

Salamos un poco y añadiremos una pizca de pimienta. Dejamos que se hagan unos cinco o seis minutos.

Incorporamos la picada que hemos echo, y el vino blanco, dejamos reducir un poco. Ahora es el momento de añadir la pastilla de caldo concentrado, si hemos decidido usarla.

Cuando haya reducido un poco le añadimos las cucharadas de tomate frito o salsa de tomate, para que le de color y sabor. Vertemos el caldo, o en su defecto agua.

Evidentemente con el caldo le daremos todavía más sabor, pero si no tenéis o no queréis con el agua queda estupendísimo también. Pensad que hemos echo las gambas antes lo que ya ha dejado sabor en el aceite. Y el calamar, además de la pastilla de caldo si la hemos puesto. Así que por sabor no será…

Dejamos cocer unos 20/25 minutos, y aquí empezaremos a añadir el resto de ingredientes.

Las almejas, dejamos unos cinco minutos, que se calienten empezarán a abrise.

El pescado, que previamente hemos salpimentado, con mucho cuidado de que no se nos rompa. Procuramos cubrir con el caldo, para que no tengamos que darle la vuelta, y manipularlo lo menos posible. Lo dejamos 4 o 5 minutos, vamos haciendo movimientos de vaivén con la cazuela para que se vaya mezclando todo bien y no se nos pegue.

Ya es el turno de las gambas y los mejillones que colocaremos alrededor. Recordad que como ya están cocinados, simplemente es para que cojan calor y aporten sabor a la cazuela.

Seguimos moviendo la cazuela suavemente por un par de minutos más, y voilá! ya podéis preparaos para disfrutar con un plato excepcional, tanto de sabor como de presencia.

Y con una buena barra de pan damos por terminada esta receta de cazuela de pescado. Desde La cocina de Merche Borjas os deseo buen provecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios